Saltar al contenido

La vacuna vacía las unidades de cuidados intensivos pero el virus ejerce presión sobre los centros de salud

4 julio 2021

La provincia de Cádiz lleva grabando desde el jueves más de 200 nuevas infecciones de Covid cada día. Ayer la Consejería de Salud y Familia del Ayuntamiento informó 275 positivos, el número más alto de los últimos tres meses, y la incidencia fue de 148,3 casos, tres puntos más en solo 24 horas y otros diez desde el lunes, con Tarifa, Conil, San José del Valle, Algar, Bornos, El Bosque y Prado del Rey en riesgo extremo de superar los 250 infectados por 100.000 habitantes. Incluso en Andalucía los números se disparan. Este sábado, como el viernes, contaron 1.947 positivos y cinco muertos por la enfermedad.

Sin embargo, los presos colapsaron, con valores similares a los del pasado verano, y sobre todo el número de personas que necesitan cuidados intensivos. En Cádiz, solo siete pacientes permanecen en cuidados intensivos; en Andalucía hay 120.

El último informe de la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias (Samiuc), publicado el 28 de junio y que concluye una serie que comenzó el 18 de octubre, concluye que «la reducción del porcentaje de hospitalizaciones en cuidados intensivos respecto a coincide con un aumento de la población vacunada«, Luego establece que «Todavía habrá pocos».

La presidenta de la institución, Carmen de la Fuente, señala que “El porcentaje de camas estructurales en los cuidados intensivos andaluces dedicadas a pacientes con Covid se ha reducido al 20%”. «Hemos tenido días con hasta 400 espectadores y ahora estamos como septiembre», explica. El estudio indica que «La proporción de ingresos en UCI por caso poblacional se reduce una vez más a 0,4 / 100 casos diagnosticados», porque los jóvenes afrontan la infección con menos complicaciones. De hecho, el perfil de pacientes con el que se encuentran estos profesionales en este momento ha entre 40 y 50 años que aún no había sido citado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para la administración de suero y con otras patologías u obesidad, o con personas mayores que se han negado a vacunarse o que han sido diagnosticadas entre dosis.

“Muchos otros han estado recibiendo cuidados intensivos desde enero o febrero y aunque sufre de secuelas, están superando la enfermedad ”, añade Ángel Sánchez, miembro de Samiuc e intensivista del Hospital Puerta del Mar de Cádiz. Mientras que la nueva variante, llamado delta, es mas contagioso, los síntomas son más leves, «Como un resfriado», asegura, para que La presión sanitaria prácticamente ha desaparecido de las unidades de cuidados intensivos y los hospitales y se está gestando en los centros de salud., donde se rastrean y siguen siendo positivos.

Juan Antonio Córdoba, especialista en medicina preventiva y salud pública y jefe de la Unidad de Promoción y Vigilancia de la Salud del Hospital de Jerez, señala que, efectivamente, «Estas tareas son muy complicadas» porque los casos restringidos se han multiplicado por infectados: si antes eran dos o tres, ahora pueden ser diez o quince.

El último documento del Ministerio de Salud sobre los principales indicadores de seguimiento del Covid-19, de fecha 1 de julio, publica Andalucía es la segunda con menor capacidad de control de epidemias con un porcentaje de positividad (número de diagnósticos positivos por cada nuevo caso) del 8,1%, frente al 4% establecido por el Centro Europeo de Prevención y Control. Los valores son peores que la media regional en Sevilla (8,1%), Cádiz (8,3%), Málaga (10,1%), Córdoba (10,3) y Granada (11,4%).

Andalucía lidera el ranking de las regiones con peor indicador de trazabilidad (capacidad de rastrear los contactos cercanos de los recién infectados), con un 25%. Por debajo de esta media se encuentran Málaga (21,1%), Sevilla (21,3%) y especialmente Granada (8,6%); Cádiz alcanza el 30,2%.

Ante esta situación, el titular de Sanidad de CSIF Cádiz, Alberto Puyana, cree que el plan de vacaciones de SAS en la provincia no es adecuado porque, como en años anteriores, «conllevan una disminución de programas y actividad quirúrgica, así como el cierre de pisos y camas hospitalarias» pero también, como incide en la evolución de Covid en la actualidad, «Los cierres de centros de salud por la tarde».

«La incidencia ha ido creciendo en los últimos días y la costa gaditana aumenta notablemente la población por motivos vacacionales«, El Advierte. Por tanto, es necesario no reducir plantilla en Cádiz, Sanlúcar, Conil o El Puerto, sino también incrementar y potenciar Chiclana, donde la actividad continúa pero es insuficiente dada la avalancha de visitantes ”, explica.